jueves, diciembre 21, 2006

La intermitencia de la metodología

Las metodologías de desarrollo son como los intermitentes en España, todos los llevamos y son de uso obligatorio pero, ¿cuántos personas los usan?. ¿Cuántas veces un accidente en una rotonda se hubiese evitado si el conductor hubiese utilizado los intermitentes? Quizás tantos como proyectos no zozobrarían si aplicasen la metodología adecuada.

Y ya puestos a buscar similitudes entre metodología e intermitentes me resulta imposible no comentar el propio nombre de los aparatos en cuestión: La metodología es algo intermitente que se aplica y se deja de aplicar, normalmente según el humor del responsable de proyecto.

2 comentarios:

David dijo...

Luego está la versión de la gente que enciende el intermitente cuando ya se ha cambiado de carril. Con ciertas metodologías pasa lo mismo... haces el proyecto a tu "bola", y después, empiezas a elaborar documentos, planificaciones y demás familia, para cumplir la metodología que requería tu cliente.
Es lo que en ingeniería se conoce como el proceso inverso, dada una solución, plantear el problema. Pues aquí igual, dado un proyecto finalizado, ajustarlo a una metodología. Claro que en estos casos se hacen ajustes importantes, pero no importa, si al final una línea recta pasa por tres puntos gordos.
En fin...

vorjales dijo...

Que razón tienes...Y al igual que los intermitentes, si la ponemos al final puede que hasta confunda!!